domingo, 27 de octubre de 2013

Algunas formas de salvar tus alimentos

"Ya se me echó a perder la verdura!", "Esas fresas ya tienen hongos :( "... éstas y muchas frases suelen decirse después de abrir el refri y darnos cuenta de que nuestra compra se va a la basura (qué coraje!).
Una vez que elegimos nuestros vegetales, empiezan con el proceso natural de envejecimiento como todo ser vivo y así, perdiendo sus características organolépticas (esas características de sabor, olor, color, etc.) y valor nutricional, llegando a consumir hasta un tercio de lo que esperábamos.
A continuación enlistaré algunas formas de evitar hacer el berrinche (y ahorrar un poco):



1.- Evita lavar tus veggies enseguida de haberlos comprado. Esto acelera la putrefacción y la formación de moho. Así que espera hasta que los vayas a consumir!

2.- Empaqueta flojito y separa tus productos. Entre más cerca estén los vegetales uno de otro, más rápido se echarán a perder, sobre todo el colocar las manzanas junto con los vegetales en hoja (espinacas, lechuga, acelgas...)
Algunas frutas y verduras son muy sensibles al etileno (el gas que todos los vegetales producen y que regula su maduración) haciéndolas madurar más rápido de lo que deberían y acortando su vida de anaquel. Algunas malas combinaciones de almacén de alimentos (a menos que quieras que maduren rápido) son: Manzana con pepinos, plátanos con zanahoria, pera con papas.
Otros vegetales como el ajo, cebollas, papas, camote y calabazas de invierno, duran más frescos y ricos en un lugar fresco y oscuro.

3.- Compra productos locales. Nada puede asegurarte más la frescura de los alimentos que comprar productos locales, simplemente por el hecho de que no vienen de ningún lugar remoto!
Plus: Estudios recientes han encontrado que comprar en mercaditos, es más barato que comprar en supermercados. Tal vez ya lo sabías... pero es un recordatorio nada más...

4.- Toma lo de atrás, no lo de en frente. En este punto le voy a dar en la torre a algunos supermercados (jajaja) ellos suponen que sus compradores son flojos o llevan prisa y tomaran lo que está al alcance, por ello, lo fresco está hasta atrás.
Sin embargo, hay una excepción, si los vegetales están amontonados (como es el caso de las espinacas, por ejemplo), aquellas que están adelante, reciben mayor cantidad de luz, lo que retiene mejor algunos nutrientes clave como luteína, beta carotenos, vitamina K y folatos.

5.- Si no piensas consumirlo en el momento, cómpralo congelado. Los vegetales congelados tienen los mismos (hasta más nutrientes) que los frescos, mientras éstos hayan sido congelados al poco tiempo de ser cosechados. Punto.

6.- Cómpralo joven. Mientras sea el caso y se pueda, trata de conseguir la versión "baby" del vegetal. Estudios han encontrado que entre más joven sea el producto, es más biológicamente activo, ósea que sus nutrientes son de mayor calidad que el de los más "viejitos". Ésta verdad aplica para las zanahorias, espinacas, kale, entre otros.

7.- Almacénalos enteritos. Si los cortas y los guardas, los alimentos perderán alrededor del 10-25% de antioxidantes como la vitamina C y carotenoides en un periodo de 5-6 días, por su exposición al oxígeno.
El consejo es: sólo corta lo que vas a consumir y si te pasaste, trata de consumirlo pronto, congelarlo o hacer alguna salsa o sopa.

8.- Selecciona el método correcto para cocinar. Algunos nutrientes (sobre todo los antioxidantes) son muy sensibles y fáciles de destruir en la cocción como: beta caroteno, licopenos y luteína. Hervir los vegetales hace que estos nutrientes disminuyan ya que se pierden en el agua en la que son cocinados.
Al vapor, salteados, sofritos; son mejor métodos para conservar lo máximo de nutrientes, y sobre todo dejarlos al dente.

Has probado alguno de éstos tips? Tienes algún otro para compratir? 




2 comentarios:

  1. Excelente informacion!
    A mi me gusta blanquear (cocer por un tiempo muy corto) los vegetales, antes de congelarlos, me ayuda a ahorrar tiempo al cocinarlos despues. :D

    ResponderEliminar
  2. Muy buena aportación! Recuerda dejar la cáscara de los vegetales, ahí se encuentra la fibra y otros nutrientes geniales :D

    ResponderEliminar